¿Cómo se hacen los deberes?

A pesar de que existe una gran variedad de investigaciones que estudian la relación entre cantidad de deberes realizados y rendimiento académico, aún no hay un consenso sobre si se debieran, o no, prescribir deberes.

Múltiples autores afirman que la discusión existente se debe centrar en cómo se hacen los deberes o en cómo se aprovecha el tiempo durante la realización de los mismos (Núñez et al., 2015; Xu, Yuan, Xu y Xu, 2014).

Hace décadas, Marton y Säljö (1976) identificaron que el alumnado empleaba dos enfoques diferentes a la hora de estudiar. Dicha investigación promovió el comienzo de una importante línea de investigación: “enfoques de aprendizaje”. Se identificó un enfoque profundo y un enfoque superficial (Rosário et al., 2013), tanto en el aula como en otros contextos educativos como en los deberes escolares.

En el hogar, la realización de deberes se centra en qué hacen los estudiantes cuando lidian con la tarea. Aquellos estudiantes que emplean un enfoque profundo son más proclives a abordar los deberes con intención de aprender y reforzar el conocimiento trabajado en el aula.

¿Qué estudio hemos llevado a cabo sobre esto?

El principal objetivo de este trabajo es estudiar el peso de variables del alumno y del contexto en la predicción de los enfoques de trabajo en los deberes.

En el estudio participaron 535 estudiantes de los tres últimos cursos de Educación Primaria.

¿Qué concluye nuestro estudio?

Los resultados de este trabajo sugieren que una mayor o menor implicación del alumnado hacia los deberes está relacionada con el grado de motivación intrínseca y con una actitud positiva hacia dichas tareas. Además, se manifiesta que los estudiantes que muestran mejor aprovechamiento del tiempo en la realización de los deberes (y no necesariamente aquellos que invierten más tiempo) son aquellos que trabajan más profundamente hacia los mismos.

En cuanto al profesor, se manifiesta que las diversas formas que tiene de actuar influyen en la cantidad y calidad de la implicación del estudiante hacia los deberes. Específicamente, se concluye que los beneficios de realizar deberes incrementan cuando se corrigen en clase y que los estudiantes se esfuerzan más cuando perciben control por parte del profesor, incluso se manifiesta que los deberes pueden ser contraproducentes si los estudiantes no perciben sus errores para tratar de mejorar en el futuro.

En lo referente al apoyo parental, este está positivamente asociado con la motivación intrínseca del estudiante y con un enfoque profundo hacia los deberes.

*Extraído del artículo: Valle, A., Pan, I., Regueiro, B., Suárez, N., Tuero, E. y Nunes, A. R. (2015). Predicting approach to homework in Primary school students. Psicothema, 27 (4), 334-340.

Puedes consultar nuestra investigación completa en la revista científica Psicothema

AGRADECIMIENTOS: Queremos expresar nuestro más sincero agradecimiento a los centros que han colaborado con nosotros, permitiéndonos llevar a cabo esta investigación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s